Make your own free website on Tripod.com








IRIDOLOGIA PRÁCTICA (VENEZUELA)

GALERÍA DE FOTOS














INICIO | INTRODUCCIÓN | LINKS FAVORITOS | CONTÁCTEME AQUÍ | GALERÍA DE FOTOS | CONCEPTOS BÁSICOS | VARIOS





VISIÓN GENERAL




























eye-magnifying-glass.jpg

Los principios de la curación

Todas las enfermedades son curables pero no todos los pacientes. Es difícil principiar la curación de un paciente pero el primer paso debería ser que el doctor se de cuenta de que evitar una enfermedad también es una forma de curación y que ésta depende de la profilaxis que se establezca desde un principio.

Hay tres principios de curación que deben de ser especialmente recordados :

El organismo debe de tener un torrente circulatorio sano, porque sin esto, el cuerpo no puede tener una estructura celular sana, y como la vida de la célula depende de la sangre, ésta debe de mantenerse pura y libre de toxinas.

Consiste en que la sangre debe circular con rapidez suficiente para llegar a todos los órganos y pueda proveer a todas las estructuras celulares, dando así la oportunidad de reconstruir y reparar el cuerpo tan rápidamente como se requiera.

Proporcionar al cuerpo el descanso necesario ya que esto alivia el cuerpo. Es natural que una persona enferma sienta deseos de acostarse ya que esto proporcionará una recuperación a su sistema.

La purificación de la sangre es lo primero que debemos atender si queremos extirpar una enfermedad, no puede haber una enfermedad si la sangre es pura y si hay una buena circulación de ella.

Los alimentos que ordinariamente consumimos son tan inferiores que ninguno de los experimentos hechos en los animales nos mostraron que lo que el hombre generalmente injiere constituye una dieta adecuada para mantener su cuerpo saludable.

El hombre está permitiendo que sus propias invenciones interfieran con su descanso y que aumenten su fatiga. La radio, la luz eléctrica, el cine y otros lugares donde se va después de las horas de trabajo, lo inducen a desvelarse y esto debilita su organismo.

La única manera de efectuar una curación es dejando que actué la naturaleza, nutriéndose con alimentos naturales, descansando lo debido, estimulando la circulación por medios sencillos.

"SOMOS LO QUE COMEMOS"






mapiris24.jpg

-Aproximación al paciente:
Antes de empezar a trabajar con la lupa, haremos una rápida revisión general de la persona. Por ejemplo, una persona que lleve gafas para corregir su miopía, puede tener una ligera dilatación pupilar.

Una cosa importante ha saber, es que los pioneros en iridología, insistían en que la observación de los iris a la luz natural del sol, era imprescindible para un buen diagnóstico general. Esto muchas veces es imposible, pero tenemos la suerte de disponer de lámparas halógenas, las cuales poseen una iluminación muy parecida a la luz solar.

Cuando ya hemos realizado el acercamiento previo, empezaremos a iluminar el ojo, observando los reflejos pupilares (normalmente se realiza sin lupa) y fijándonos en las posibles alteraciones de la conjuntiva. Si nos encontramos ante a una persona que presenta una alergia conjuntival, dejaremos la exploración para otro día, ya que nos pueden quedar ocultos muchos datos.

Con la lupa, observaremos ya los signos generales en ambos iris, que nos darán una visión constitucional general de la persona. Nos fijaremos en signos como la toxemia, las manchas pigmentarias y los anillos nerviosos.

-¿Cómo procederemos?

Haremos primero una valoración global, fijándonos en:
* Reflejo pupilar
* Color
* Disposición de las fibras
* Estado de las conjuntivas
* Manchas, etc.

Tendremos que determinar:
* Constitución
* Subtipo
* Calidad del iris

Seguidamente nos centraremos en la observación circular, fijándonos en el tono parasimpático, el estado de la BNA, el grado de miosis o midriasis y en las alteraciones que puedan presentar los otros sectores. También analizaremos la zona de estómago, observando si hay toxemia.

Finalizaremos con la observación radial, empezando en el minuto 0 hasta el 59, primero en un iris para seguir en el otro. Identificaremos los diferentes órganos que puedan estar afectados, señalando (en nuestra plantilla) los signos y su estado (agudo, subagudo, crónico y degenerativo).

Si se dispone de un aparato para realizar fotografías, es conveniente realizarlas antes de la observación con la lupa y su respectiva iluminación, ya que el paciente puede sufrir cansancio ocular y desvirtuar la fotografía.

-Material necesario:
El utensilio imprescindible es la lupa. Las lupas ideales para la exploración del iris no han de tener muchos aumentos (entre dos y cuatro aumentos), ya que las de grandes aumentos tienden a deformar la imagen. Son muy prácticas y cómodas las lupas con iluminación incorporada.

-Ficha iridológica:
Un modelo de ficha iridológica básica, esta formada por un primer apartado donde se anotarán los datos personales (nombre y apellidos, dirección, fecha, antecedentes....) y una parte inferior donde se ubicará el mapa iridológico en blanco, sin los nombres, para poder marcar los diferentes signos en él.

La pupila es el índice del tono muscular, nervioso y glandular, y por lo tanto, las alteraciones que esta presente, nos indicarán patologías de estos sistemas.
El estado de la pupila será el reflejo del resto del organismo.
Como hemos visto anteriormente, está inervada por los sistemas simpático y parasimpático. Las fibras del músculo dilatador son fibras ciliares radiales, inervadas por el SNAP y las fibras circulares y concéntricas del músculo esfínter, lo están por el SNAS.
Los signos a observar en la pupila, serán:
1-Velocidad y grado de contracción.
2-Emplazamiento o localización.
3-Forma.
ESQUEMA DE LOS SIGNOS PUPILARES

COORDINACION MIDRIASIS
MIOSIS
ANISOCORDIA
MIDRIASIS RELATIVA
DILATACION PARADOJICA DE LA PUPILA
EXCESO DE MOVILIDAD
.
DESPLAZAMIENTO D. NASOTEMPORALES
D. SUPEROINFERIORES
D. EN DIAGONAL NASAL INFERIOR
TEMPORAL Inf.
TEMPORAL O NASAL Inf.








COORDINACION MUSCULAR Y NERVIOSA
El grado de contracción pupilar nos mostrará el estado del tono general del organismo.
Lo ideal es que tanto la velocidad como el grado de contracción sean altos al enfocar con una luz, seguidos de una dilatación rápida al dejar de iluminar el iris. Así, relacionaremos una contracción rápida y fuerte de la pupila con una fortaleza muscular general.
Patologías de la coordinación

La observación de estos trastornos en la coordinación, es de vital importancia. Siempre, antes de proceder al examen del iris con la lupa, examinaremos la coordinación pupilar mediante la iluminación, utilizando una pequeña linterna o con la luz que incorporan algunas lupas.

Midriasis
La midriasis es un estado con exceso de dilatación, es una simpaticotonía, ya que la acción del SNAS es exagerada. Cuando iluminéis el iris, observaréis que la pupila no llega al nivel normal de contracción y sin iluminarlo, se aprecia una pupila excesivamente dilatada.

Este signo puede producirse por opiáceos, belladona o por estados patológicos como el estrés, la irritabilidad excesiva, la neurosis o la miopía. Es frecuente observar midriasis en personas que toman pastillas para dormir (opiáceos).

Este signo se manifiesta en una simpaticotonía; donde hay parálisis digestiva, boca seca, estreñimiento, agotamiento, nerviosismo y/o respiración rápida; ya que predomina el SNAS.

Miosis
La miosis es contraria a la midriasis, en la que se observa un exceso de contracción; relacionado con una parasimpaticotonía. En este caso al iluminar el iris, observareis una pupila contraída, al ir distanciando la fuente de luz del iris, la pupila tendría que ir adaptándose mediante la dilatación, pero no sucederá o no llegará a un nivel de dilatación óptimo.

La miosis puede ser causada por algunas drogas como el alcohol y los narcóticos.

Normalmente se encuentra en el paciente un estado de cansancio y laxitud, con respiración lenta, hipersecreción de jugos gástricos, diarreas y bradicardia (disminución de la frecuencia cardiaca).
La primera fotografía expuesta, es un caso extremo de miosis, ya que se trata de una persona ciega.

Aniscordia
La anisocordia es una descoordinación en la contracción de una pupila respecto a la otra. Lo normal es que las dos pupilas se contraigan y dilaten al mismo tiempo y en el mismo grado. Aunque solo se esté iluminando a un iris, la pupila del otro ojo también tiene que contraerse.

En este caso, podéis observar que al iluminar un iris, la pupila contraria no se contraiga, que lo haga más lentamente o en menor grado.

Este es un signo muy importante a observar, ya que indica alteraciones neurovegetativas importantes. Puede ser debido a una lesión cerebral, medular o a un accidente vascular cerebral.

Será considerado un signo neurológico de gravedad, si se observa después de una contusión fuerte en la cabeza o con signos neurológicos sugestivos de tumor cerebral.

Midriasis relativa
En este caso encontraremos una velocidad y un grado de contracción bajos. Cuando se ilumina el iris, las pupilas tardan en contraerse y no lo hacen lo suficiente, por lo tanto diremos que es una contracción lenta e insuficiente.

Este signo indica una debilidad de las glándulas suprarrenales, ya que estas están involucradas en la contracción pupilar.

Muchas veces al tomar fármacos tipo sedantes, se rompe la relación entre el ojo y las glándulas suprarrenales, las cuales secretan la simpatina, encargada de la contracción pupilar.

Dilatación paradójica de la pupilar
Este signo sucede cuando iluminamos la pupila y esta se dilata durante unos treinta segundos, seguida de una contracción lenta hasta cerrarse totalmente; pero si continuamos iluminando la pupila vuelve a dilatarse.
Este hecho se relaciona con una debilidad suprarrenal, ya que no hay suficiente simpatina para mantener la contracción pupilar.

Exceso de movilidad
Esto ocurre cuando al iluminar el iris, la pupila está latente. Es un estado palpitante de la pupila.
Este signo nos indicará irritabilidad nerviosa, sobretodo en niños, habitualmente causada por parásitos.

ALTERACIONES DEL REBORDE PUPILAR
Como ya habéis visto anteriormente; el reborde pupilar es una formación que se corresponde con la capa de la retina ciega, que llega al borde del iris y lo recubre moderadamente por su extremo interior, haciendo una protuberancia sobre la luz de la pupila.
Para valorar el reborde pupilar nos fijaremos en el COLOR.

Coloración ROJIZA
Esta coloración frecuentemente se observa en los iris de color azul e indica hipertonía vegetativa.

Es un signo característico de la tipología neurógena y se conoce con el nombre de ANILLO DE NEURASTENIA. Este anillo suele expresar un exceso de tono vagal ( X par craneal, nervio vago), presentándose en personas usualmente hipocondríacas y temerosas de padecer enfermedades, pero que en razón de su exceso de tono vegetativo se autoprovocan inconscientemente dolores de tipo espástico o síntomas similares.

El anillo de neurastenia suele acompañarse con hipertonía del anillo de estómago y de la corona nerviosa.

Coloración NEGRUZCA
Indica un estado de hipotonía, esencialmente parasimpática (vagal). Este signo sería contrario al anillo de neurastenia.

Anillo de AZUCAR
Este signo no lo valoraremos por el color, pero he considerado que se vea en este apartado, ya que se trata de un signo importante que afecta al reborde pupilar.

Este reborde, se caracteriza por presentar una forma granular, recordando a los granos de azúcar. La imagen sería la de la copa de cóctel a la cual se le pone azúcar en su reborde, siendo éste el reborde pupilar.
Este signo puede indicar un problema metabólico de la glucosa, que se tendrá que comprobar con los análisis correspondientes.

DESPLAZAMIENTOS Y DEFORMACIONES PUPILARES
La pupila tiene que estar centrada, aunque esté de forma natural ligeramente desplazada hacia la parte nasal superior.

Cuando hay un desplazamiento de la pupila, se presentará una tensión de los órganos situados al lado hacia donde la pupila se ha desplazado; mientras que en el lado opuesto se presentarán dilataciones o debilidades. En la zona contraída aparecerán anillos y en la zona dilatada lagunas.
Desplazamientos nasotemporales

Son desplazamientos horizontales e indicarán afecciones respiratorias, pulmonares y cardíacas.

Desplazamientos superoinferiores
Son desplazamientos verticales e indicarán alteraciones genitourinarias y del sistema nervioso. Por ejemplo; el desplazamiento inferior causará debilidad del sistema nervioso y contracción en el aparato genitourinario.

Desplazamientos en diagonal

-Nasal inferior. Este desplazamiento indicará alteraciones hepáticas y de la columna vertebral.

-Temporal inferior. Indicará alteraciones de columna y bazo.

-Nasal superior o temporal superior. Indicará alteraciones de los sentidos y el cuello.

Desplazamientos pupilares
Las deformaciones las asociaremos a desequilibrios nerviosos.
Las fibras que forman parte del reborde pupilar se distienden, provocando una deformación.

Ovalizaciones
Este signo suele afectar a los dos iris e indicará alteraciones más generales. Son alteraciones graves, relacionadas con parálisis, insuficiencia cerebral, neurosis, estados de ansiedad, alteraciones circulatorias, hemiplejías y/o congestión cardiaca.

Usando la regla básica; diremos que el eje más corto está sometido a una mayor presión, por lo tanto habrá contracción en esta zona, mientras que en el eje más largo habrá debilidad. Poniendo por ejemplo una ovalización vertical (primer dibujo del cuadro), la parte superior y inferior del iris, están contraídas (eje corto), mientras que la parte derecha e izquierda están dilatadas (eje largo).

Aplanamientos
Este signo hará referencia a alteraciones más localizadas. Se clasifican en aplanamiento nasal, temporal, superior e inferior, los cuales serán interpretados como los desplazamientos comentados en el apartado anterior.
El aplanamiento indica debilidad de la zona donde se encuentra.
Tipos de desplazamientos

-Superior. Indicará tendencias depresivas y estados psicóticos.
-Inferior. Indicará circulación deficiente en piernas o insuficiencia renal.
-Nasal o temporal. Indicará trastornos respiratorios crónicos y problemas cardíacos e incluso problemas de la columna.

En diagonal. Indicará alteraciones hepáticas, escoliosis, alteraciones esplénicas (bazo).

Más de un aplanamiento
Este signo es muy importante y se relaciona con alteraciones nerviosas psíquicas severas o incluso paranoia.




























































colorful-vegetables-793493.jpg

CUIDE SU SALUD!!!

COMA SANO !!!






agua.jpg

TOME DIARIAMENTE AL MENOS 8 VASOS DE AGUA PURA

"EL AGUA ES SALUD Y VIDA




























LIC. CHRISTIAN TROCONIS (IRIDÓLOGO CLÍNICO)



MIEMBRO ACTIVO DE: (C.N.R.I)



CANADIAN NEURO-OPTIC RESEARCH INSTITUTE