Make your own free website on Tripod.com

MIEDO

Home
EL SABOTEADOR
LOS CUERPOS DE ENERGÍA ( AURA )
LOS CUERPOS DE ENERGÍA ( cont... )
LOS CHAKRAS
MAL DE OJO
BRUJERÍA Y HECHÍZOS
EL ARTE DE COMPLICARSE... LA VIDA !
CONTACTO e-mail

miedo.jpg

El miedo es su peor enemigo !!!
 
Puede  decirse  que   el  ser  humano,  dotado  de  talentos  y capacidades especiales, quiere y puede lograr buena parte de sus  objetivos  y  sentirse exitoso frente a los retos cotidianos. Sin embargo, un factor limitante de alto peso, el miedo, lo frena y bloquea su potencial y le impide llegar a la cima y disfrutar de la felicidad.
 
¿ Qué podemos hacer para enfrentar y vencer definitivamente nuestros miedos ?   Siga  leyendo ...

Se ha dicho que el más grande objetivo del ser humano es alcanzar la felicidad. Experimentar en lo posible, un estado duradero de plenitud, disfrutar, pese a los obstáculos y dificultades, de cada momento de vida, de la mejor manera posible. Pero una cosa es el deseo y otra distinta, poder vivir de esa forma. Debe primero vencer a su mayor enemigo ... el miedo.
 
El miedo es una emoción, una reacción emocional que nos impacta psicológica y físicamente.  Es el  agente causal,  el gran responsable de que nos paralicemos, evadamos o  nos  tornemos  agresivos en las circunstancias que consideramos o evaluamos como amenazantes.
 
Aunque se habla del miedo como algo genérico, en realidad hay muchos tipos de miedo. Podemos  experimentar miedo a la enfermedad, a la soledad, a la pérdida de la libertad,  al fracaso, al ridículo, al rechazo o al éxito. También existe uno de los miedos más extendidos, que es el conocido como miedo escénico, vinculado con la experiencia de hablar en público.
 
La   escala  del  miedo  es  amplia  y   sus  escalones  se  conocen  por  varios nombres:  inseguridad, temor, miedo, terror y pánico. Existen, además, miedos de alto poder que nos impiden pensar, y que se han conocido como fobias. Hay fobias a las alturas, a los espacios abiertos, a los espacios cerrados, a volar en avión, a ciertos animales, y a muchos otros estímulos.
 
Es  importante  destacar  que  no  todos  experimentamos  el miedo en la misma forma o intensidad, pues lo que a algunos les impacta, a otros ni los ruboriza. En ocasiones  podemos  experimentar  temor,  que  puede verse como un estado de inquietud controlable,  mientras  que otras, situaciones o personas nos impactan de manera traumática y duradera.
 
El  miedo  suele relacionarse con la autoestima, pues a medida que alcanzamos un  mayor grado  de autoconfianza, menos frecuente e intenso es nuestro miedo. Y aunque lo ideal sería que esa confianza se viera fortalecida desde el nacimiento y durante la crianza, lo que suele ocurrir es que las permanentes reprimendas de padres,  familiares  y  maestros,  así  como  las comparaciones, humillaciones y otras  experiencias   limitadoras,    nos   restan   seguridad   y  dificultan  nuestro desempeño efectivo.
 
Los  efectos  del  miedo  son  diversos  y  lamentables : en vez de salud produce enfermedad,  pues la  preocupación  y  la ansiedad nos desestabilizan; en vez de armonía produce conflictos, pues desde el miedo saboteamos las relaciones, y nos    hacemos  dominantes  o  víctimas;   y  en  vez  de  productividad  genera improductividad, pues la falta de confianza afecta claramente nuestra capacidad de lograr objetivos.
 
Enfrentar el miedo, requiere, ya se ha dicho, confianza y fe.   Una confianza que proviene   del  trabajo  y   la  preparación,   y   una  fe  que   proviene  de la idea esperanzadora de que la vida y nuestra vida tienen algún sentido espiritual, y que Dios no desea lastimarnos.
 
Un elemento esencial para reducir el miedo, es centrarse en el presente, vivir día por día, haciendo lo mejor que podamos, en lugar de orientarnos hacia el futuro y sus riesgos y peligros. Puede usted usar lo que se ha definido como "psicología del éxito",  como  la  técnica de los pequeños logros, que nos dice que en vez de centrarse en lo grande, podemos atender a lo pequeño e ir ganando confianza gradualmente.
 
Es recomendable no compararse, pues la comparación nos puede hacer sentir inferiores   a   otros   y   activar    el  miedo  al  rechazo   y   otras  formas   de autodesaprobación.  La toma de riesgos  calculados es útil para ir venciendo el miedo  poco  a  poco,   y   en lo estrictamente corporal, en lo fisiológico, es útil mantenerse relajado, pues la relajación es uno de los más poderosos antídotos para el miedo.   Resulta  importante  centrarse  en  las  capacidades  y no en las limitaciones,  pues   debemos   recordar   que  tenemos  conciencia, inteligencia, creatividad, voluntad, capacidad de elegir, y muchos otros dones valiosos.
 
Desde el punto de vista espiritual, ángulo o enfoque valorado por muchos, poco dados a interpretaciones lógicas de la existencia, se nos ha dicho que el miedo proviene de la identificación con el cuerpo, pues si nos viésemos como seres de energía o como almas,   sería   imposible  temer, puesto que la energía y el alma son indestructibles.
 
Finalmente, el  trabajo  debe centrarse en limpiar la mente, de temores pasados, anclados  como una linterna intermitente que envía débiles pero molestos pulsos de   luz  al  momento  actual.   Buena  parte  de  nuestros   miedos  provienen de situaciones  ya  pasadas   pero   no  olvidadas, procesos abiertos, situaciones no resueltas que aún perturban.   De manera  que  si  desea   profundizar,  haga una lista   de   situaciones   que  le  atemorizaron  y   revívalas ahora desde su nueva experiencia, desde el adulto que es hoy y sane a ese niño interior huidizo y frágil.
 
Si lo   considera  necesario,   busque  ayuda terapéutica. Es más fácil recorrer un camino con quien ya lo ha recorrido antes. Y ¡ adelante ! Viva con valentía y determinación.

toiletman.jpg

VENZA YA SUS MIEDOS !!!

PAGINA 1

LIC.  CHRISTIAN  TROCONIS. I

SUPERE SUS MIEDOS