Make your own free website on Tripod.com

MIEDO

LOS CUERPOS DE ENERGÍA ( AURA )

Home
EL SABOTEADOR
LOS CUERPOS DE ENERGÍA ( AURA )
LOS CUERPOS DE ENERGÍA ( cont... )
LOS CHAKRAS
MAL DE OJO
BRUJERÍA Y HECHÍZOS
EL ARTE DE COMPLICARSE... LA VIDA !
CONTACTO e-mail

medhead.jpg

LOS NIVELES DEL SER
 
El   aura   tiene   un   componente   físico  /  etérico,    otro emocional otro mental  y  otro  espiritual o causal. Está formada por capas que vibran   a   diferentes   frecuencias   o   interactúan   de   modo complejo;  no  todas  las escuelas  de  pensamiento coinciden acerca de  cuántas capas la constituyen  ni en qué orden.  Lo único que usted necesita saber para protegerse a sí mismo es que   la   vida  en  su  totalidad  pasa  por  distintos  niveles  de vibración,  y  que  es  posible interactuar con estas frecuencias en más  de un nivel.   Para  aumentar   la   integración   de los niveles,   puede  utilizar  por  ejemplo,   un   cristal   de   ágata ( contribuye a armonizar la mente, el cuerpo y el espíritu ).

auraychacras.gif

EL NIVEL  FÍSICO  /  ETÉRICO:
 
En  el  plano físico es  donde  la materia vibra en su frecuencia más baja y densa y, por lo tanto, se muestra más sólida. Es el nivel de la forma,  aunque  los  físicos  dicen que, en realidad, hasta  un cuerpo "sólido" contiene enormes espacios vacíos en donde actúan las fuerzas cósmicas.
 
En el nivel físico del ser, necesitamos  que nuestros sentidos interactúen con el mundo material. No podemos compartir nuestro espacio físico con otro ser humano, a menos que se trate  de  una  mujer  embarazada,  y  aún  así,  el  feto  está delimitado por una piel y una aura que le pertenecen, en su propio y  mullido mundo acuático.
 
La  vista,    el oído,    el tacto,    el olfato   y   el    gusto   son   las herramientas que nos permiten explorar lo que nos rodea. En este nivel,  nos  comunicamos  con  palabras  o  imágenes de carácter pictórico.  Lo  que  vemos  es  real;  lo  que  tocamos, tangible;  lo que s aboreamos  existe.  Sin embargo, sabemos que hay fuerzas invisibles,  como  las  ondas  de  radio  o  las microondas que atraviesan el éter a nuestro alrededor.
 
Cuando alguien ve un aura, a menudo es el nivel etérico el que distingue. Es un resplandor brillante, blanco o gris, pegado a nuestro cuerpo. A veces se le denomina cuerpo etérico o etéreo. Si a alguien se le amputa una parte del cuerpo, el aura conserva el contorno del miembro ausente.
Esta aura muestra nuestro estado de salud física : bienestar o malestar. En el cuerpo etérico se encuentra la contraparte energética de cada órgano y sistemas del cuerpo físico.
 
 
 

auralayers.jpg

EL NIVEL EMOCIONAL:
 
La materia vibra de distinto modo. Resuena a una frecuencia más alta. Nuestro cuerpo emocional ocupa el mismo lugar que el físico, y también lo excede. Experimentamos sentimientos y emociones en distintas partes de nuestro cuerpo - a veces el miedo se apodera del estómago y otras, el corazón salta de alegría o se hunde en la pena - , pero nuestra vivencia traspasa lo físico. Cuando abrazamos a alguien, estamos llevando a cabo un acto físico; sin embargo, los sentimientos mutuos que provoca ese abrazo se transmiten por intermedio de nuestro cuerpo emocional. Si somos intuitivos y empáticos, parte de la "materia emocional" de la otra persona llegará a nosotros, permitiéndonos compartir sus sentimientos. Si no somos esa clase de personas, deberemos confiar en nuestra percepción intelectual, guiarnos por lo que recordamos sobre ese sentimiento (por haberlo alguna vez experimentado), para saber cómo está el otro. En este nivel del ser, las palabras sobran, aunque podemos usarlas. La comunicación llega, por lo general, a través del tacto o del olfato. ( El temor tiene un olor rancio muy característico ).
 
Cuando una mujer está embarazada, el feto comparte sus sentimientos: la sangre le transmite la acidez del miedo, la dulzura de la dicha. Mensajeros químicos atraviesan la placenta llevando nuestra correspondencia emocional; por otro lado, el bebé también es capáz de intuir lo que nosotros estamos experimentando. Al contrario de lo que se cree popularmente, el bebé en el vientre está consciente y alerta de lo que sucede a su alrededor. Si ese hijo es deseado, se sentirá tibio y a gusto. De no ser así, sentirá frío y rechazo. Este factor es muy importante para la protección psíquica, ya que a veces nos sensibilizamos a punto tal de sentir emociones antes del nacimiento. Algunas criaturas no logran mantenerse al margen de los sentimientos más fuertes de la madre; otras, aprenden a aislarse con rapidez.
Estos patrones no desaparecen a medida que vamos madurando. Todo lo contrario, las personas que se ajusten al primer patrón serán vulnerables a la invasión emocional. Los que se ajusten al segundo, a la interferencia mental. Ambos serán proclives a la intrusión psíquica.
La contraparte del nivel emocional del ser es el aura, que interpenetra otras capas. Se necesita un ojo psíquico.  Se cree que, una vez que abandonan el cuerpo físico, las emociones no pueden ocultarse y entonces el aura se vuelve visible para todos. De modo que la tierra es el lugar donde escondemos nuestras emociones, jugamos juegos emocionales y nos causamos estragos a nosotros mismos y a los demás. Por lo tanto, el nivel emocional es el más vulnerable al ataque psíquico.
 
 

PAGINA 3

LIC.  CHRISTIAN  TROCONIS. I

SUPERE SUS MIEDOS